El Informe de la AIReF

El pasado 7 de febrero la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) hizo público su Informe de Evaluación Individual de las Líneas Fundamentales de los Presupuestos de 2019 de las Corporaciones Locales (CC.LL.). En él se señala, entre otras cosas, que se aprecian mejoras en el nivel de riesgo que hace modificar su calificación en el Ayuntamiento Valdemoro (de riesgo moderado a riesgo bajo).

Esta mejor calificación ha llenado de orgullo y satisfacción al equipo de gobierno municipal, para quienes este suceso es “resultado de un buen trabajo de nuestro gobierno” y “prueba de una gestión con sacrificios pero eficaz”. Para el principal partido que sustenta al gobierno municipal “Valdemoro está encauzando su futuro económico. Pasando su situación de ser crítica a riesgo bajo. Esta es la línea de actuación y que nos permitirá en un futuro cercano realizar más inversiones en nuestra ciudad.”

Sin entrar en demasiados detalles sobre el referido Informe de la AIReF, sí parece oportuno entender qué es lo que viene a decir dicho Informe en cuanto a la situación de nuestro Ayuntamiento.

En primer lugar, conviene aclarar que la AIReF hace un estudio de la situación del Ayuntamiento, mediante el análisis de una serie de parámetros que derivan de la misión encomendada a esta institución. Por tanto, no se tienen en cuenta sino unos parámetros que proporcionan sólo la información que a la AIReF interesa para el cumplimiento de su función.

¿Qué es la AIReF?AIReF

¿Y cuál es la misión de la AIReF? Según se señala en su propio Informe “la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) nace con la misión de velar por el estricto cumplimiento de los principios de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera recogidos en el artículo 135 de la Constitución Española.” Este artículo de la Constitución es el que establece que “los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la ley de emisión.”

Además, este artículo establece que “las Entidades Locales deberán presentar equilibrio presupuestario”, es decir, no podrán incurrir nunca en un déficit estructural.
A partir de ahí, la AIReF ha escogido como criterios para definir la situación de sostenibilidad de un ayuntamiento a medio plazo, los siguientes:

• Como variable ancla e indicador de sostenibilidad financiera, la ratio de deuda viva sobre ingresos corrientes. En Valdemoro la deuda es el 142% de los ingresos corrientes y la AIReF prevé que se mantendrá en ese nivel en 2019.

• Como indicador de la sostenibilidad de la deuda comercial, el remanente de tesorería para gastos generales. Para Valdemoro este remanente es del 16% y se prevé que habrá un empeoramiento lento.

• Como alerta de la morosidad en la deuda comercial, el periodo medio de pago a proveedores, que en Valdemoro es de 326 días, previéndose una mejora lenta.
Estos son los criterios con los que la AIReF estudia las cuentas municipales y, por tanto, cuando emite un juicio, positivo o negativo, respecto a dichas cuentas lo hace desde este punto de vista.

De una manera sencilla, cuando la AIReF le dice a un ayuntamiento que lo está haciendo bien, lo que le está diciendo es que está ajustándose en su actuación a lo establecido en el art. 135 de la CE; básicamente, que da prioridad absoluta al pago de los intereses y el capital de su deuda y que no incurre en déficit.

A partir de los resultados de la aplicación de estos criterios, la AIReF determina qué grupo de calificación corresponde a cada municipio.

AIReFAIReF

Valdemoro, según la AIReF

En el caso de Valdemoro, en concreto, cuando se incluye en el grupo de riesgo bajo, lo que se quiere decir es que el retorno a una situación sostenible (deuda inferior al 75% de ingresos corrientes) es posible en un periodo igual o menor de 10 años.

¿Qué importancia tiene estar en lo que se llama una situación sostenible? Fundamentalmente, que sólo cuando la deuda sea inferior al 75% de los ingresos corrientes el ayuntamiento tendrá la posibilidad de endeudarse a largo plazo sin necesidad de autorización.

En resumen, lo que la AIReF nos dice del ayuntamiento de Valdemoro es que está cumpliendo con lo establecido en el art. 135 de la CE, dando prioridad absoluta al pago de la deuda y no incurriendo en déficit, por lo que estima que en unos 10 años podrá volver a endeudarse a largo plazo sin autorización.

¿Qué significa no poder endeudarse a largo plazo? Ayuntamientos como el de Valdemoro no tienen, generalmente, capacidad financiera propia para acometer grandes obras. Normalmente, apenas tienen para sostener sus gastos corrientes y cubrir los servicios básicos que proporciona a los vecinos. Para todo lo demás necesita recurrir al endeudamiento para poder acometerlo. Porque el gran problema de las cuentas municipales es el de la financiación, tan escasa que obliga al endeudamiento, y que es la causa de excesos y anomalías que han tenido y tienen consecuencias graves.

Que no te engañen, Valdemoro

Yendo a lo práctico, que diría uno de nuestros más ínclitos concejales, la conclusión que podemos sacar de este análisis de la situación de las cuentas municipales del que deriva su calificación del riesgo, es que en las próximas elecciones, quienes durante la campaña prometan y se comprometan a algo más allá de pagar la deuda y cubrir los gastos generales y corrientes, estará, conscientemente o no, mintiendo. Porque de acuerdo con este Informe nuestro ayuntamiento no tiene autonomía financiera, ni tiene capacidad económica para nada más.

AIReF

 

Decía nuestro alcalde hace unos días que “primero pagar la deuda, estabilizar el Ayuntamiento hacia la solvencia, y por obligación legal, después invertir en los numerosos arreglos que necesita la ciudad: servicios, instalaciones deportivas o asfaltado. Si tenemos cuatro años más en esta dirección se podrá realizar”. Ese después al que se refiere el alcalde, para la AIReF es, de momento, un plazo igual o inferior a 10 años. Teniendo en cuenta que la misma AIReF prevé que dos de los tres criterios de evaluación no van a mejorar a corto plazo, esos cuatro años que pide el alcalde no parece un plazo muy realista.

Pero no lo es ni para este alcalde, ni para cualquiera que pretenda sustituirle. La realidad es la que es, y el margen de actuación, mínimo, también. Quien quiera que pretenda vendernos grandes proyectos, simplemente, miente.

En alguna ocasión anterior hemos escrito sobre la deuda y sus posibles soluciones, por lo que no nos repetiremos aquí. Pero si conviene decir que todas las formaciones que prevemos que pueden presentarse a las próximas elecciones locales, coinciden en su posición respecto al tema de la deuda: pagarla con prioridad absoluta sobre cualquier otro gasto presupuestario; la obligación legal a la que se refiere el alcalde, y en la que parece ampararse, sin mencionar que fue su partido quien estableció esa obligación legal de consuno con el PP, en un aciago día de verano.

Compartir
Artículo anteriorLa música es una mierda
Co-fundador de Tú Cuentas Radio. Empresario anómalo, escribidor en horas vivas, librepensador sin pretensiones y admirador de Spinoza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here