Blas de Lezo, hombre y medio

“Don Blas, tenéis sangre”. El almirante se miró la mano con su único ojo sano, el derecho. El cañonazo había impactado contra el navío “Galicia”, donde estaban reunidos los mandos españoles. “No os preocupéis, es la mano tonta” – dijo mientras se alejaba sobre su única pierna, la derecha, para verificar los daños sufridos en su barco. Así era Don Blas de Lezo y Olavarrieta. Nacido en 1689 en Pasajes (Guipúzcoa), Blas de Lezo fue uno de los más grandes marinos que hayan existido nunca, azote de ingleses durante la primera mitad del siglo XVIII. Era conocido como “mediohombre”, por ser cojo, tuerto y manco, y aún así su gesta en la defensa de Cartagena de Indias en 1741 contra el almirante inglés Vernon merece estar en los anales de la historia. Pero nunca debió de imaginar el bueno de Don Blas que su última batalla contra los ingleses se libraría en pleno siglo XXI.

#NameOurShip

Todo comenzó cuando en marzo de 2016 la Armada Real británica lanzó la campaña #NameOurShip para poner nombre a su nuevo buque de exploración polar. Los internautas de todo el mundo podían sugerir nombres y votar aquel que les pareciera más apropiado. Lo cierto es que la gente se lo tomo un poco a coña, pues el nombre más votado durante las primeras semanas era “Boaty McBoatface”, algo así como “Barquito McCarabuque”. Pero había otros más “rimbombantes”: Usain Boat, Boatasaurus Rex… todo muy divertido, hasta que apareció la propuesta de un internauta español, Joaquín Andreu, de llamar al barco “Blas de Lezo”. Vamos, como si se propusiera a los aficionados atléticos nombrar su nuevo campo “Wanda Sergio Ramos”.

Inmediatamente la página web Forocoches, estandarte del “troleo” patrio, se hizo eco de esta iniciativa y comenzaron a votar en masa la candidatura del nombre “Blas de Lezo”. Qué mejor reconocimiento a nuestro insigne compatriota que humillar de nuevo a la pérfida Albión como hizo Don Blas hace tantos años. En solo 2 días habían conseguido más de 40.000 votos, aún menos de la mitad de los votos que tenía “McCarabuque”, que superaba los 100.000, pero un ligero sudor frio empezó a recorrer la espalda de los “gerifaltes” de la Royal Navy. Y más cuando la red argentina Taringa! se unió a la propuesta y animó a votar el nombre del marino español. “¡Unámonos entre hermanos para trolear a estos ingleses! ¡Ellos os quitaron las Islas Malvinas y ahora les quitaremos un barco!” fue la consigna que incendió las redes.

Estatua Blas de Lezo

La última victoria de Blas de Lezo

Esta situación llevó definitivamente al  Centro Nacional de Investigación Medioambiental del Reino Unido (NERC), el organismo al que se le ocurrió la brillante idea de las votaciones, a invalidar la candidatura del nombre “Blas de Lezo” por considerarlo “ofensivo para Inglaterra”. Vamos, ninguna muestra del proverbial “fair play” británico, pero a fin de cuentas debemos considerarla como una incuestionable victoria de nuestro almirante Blas de Lezo, que nuevamente obligó a la Armada inglesa a una retirada vergonzosa. O como diría cualquier historiador británico (o alguna ministra española): “hicimos una brillante ofensiva hacia atrás en forma de simulación con resultado de no victoria diferida”.

Blas de Lezo no aparece.Al final el barco ni siquiera se llamará como la opción más votada, McCarabuque:  “Estamos orgullosos de anunciar que el nombre seleccionado del nuevo Pound Research Ship de 200 millones de libras, que se lanzará en 2019 es el RRS Sir David Attenborough. Es un tributo apropiado para un hombre que tanto ha hecho para explicarnos las maravillas del mundo natural. El nombre Boaty McBoatface seguirá vivo como el nombre del vehículo submarino de alta tecnología operado por control remoto. Nos gustaría dar las gracias a todos los que sugirieron nombres, compartieron tweets y se involucraron con la campaña #NameOurShip.”

Don Blas de LezoLa traca final

Pero he dejado lo mejor de esta historia para el final. En el concurso se especificaba que cada nombre propuesto debía ir acompañado del motivo por el que debía ser votado. Y aquí es donde el ingenio y la brillantez de la idea de Joaquín Andreu se muestran en todo su esplendor:

Blas de Lezo was one of the best sailors in the world and made great contributions to the British undersea research.”

Blas de Lezo fue uno de los mejores marinos del mundo e hizo grandes contribuciones a la investigación submarina británica.”

AMAZING!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here