Tú Cuentas Radio: mis razones

0
Tú Cuentas Radio

Razones compartidas

En la pestaña Quienes somos se explican las motivaciones y objetivos de este proyecto Tú Cuentas Radio. Son motivaciones y objetivos generales, compartidos por quienes hemos decidido participar en esta aventura, y que deberían de servir como presentación y orientación para quienes deseen incorporarse al proyecto.

Razones individuales

Junto a las motivaciones y objetivos que compartimos existen también las razones individuales de cada quien, aquellas más personales que nos animaron a empezar y que han verse suficientemente atendidas para continuar en este esfuerzo que sólo puede reportar satisfacciones íntimas, porque no tiene ningún propósito mercantil.

Si quiero explicar mis personales razones para estar aquí, tengo que dar un pequeño rodeo, para exponer algunas de mis convicciones que es necesario conocer para entender cuáles son mis motivaciones y objetivos propios para participar en Tú Cuentas Radio.

Cambiar el mundo

A mí no me ha gustado nunca el mundo en el que vivimos. Quizás uno es un poco exigente y no cree que este sea el mejor de los mundos posibles ni mucho menos el peor de los deseables, que es lo mínimo con lo que deberíamos conformarnos.

Como no me gusta, y no soy de quejarme y no hacer nada, desde muy joven he tenido cierta actividad política, de manera discontinua, de intensidad variable y de modos diversos, pero siempre presente. Y después de muchos años, es decir, de experiencias, lecturas, escuchas y reflexión propia, es posible llegar a algunas conclusiones.

En primer lugar, el mundo no es como es por un designio divino o natural; es lo que hemos hecho de él, por acción o por omisión, por voluntad propia o por mero consentimiento pasivo. Cambiarlo no es imposible, aunque sí puede ser bastante complicado, porque cambiar el mundo requiere transformar muchas cosas que no son fáciles de transformar.

Tú Cuentas RadioEs por eso que el mundo no se puede cambiar desde las instituciones, por más normas que dicten, ni con discursos, por muy hermosos que sean, aunque sean instrumentos que pueden ayudar. O no, porque también sirven para que nada cambie. Ocurre como con cualquier enfermedad grave (y este mundo está gravemente enfermo); el alivio de los síntomas que acompañan a la enfermedad puede mejorar la vida del enfermo, pero no le curará. Para que se cure hay que eliminar la causa de la enfermedad, o el enfermo acabará muriendo. Las normas, los discursos, las buenas intenciones, pueden, sin duda, mejorar aspectos de la vida de las personas, pero sin poner fin a la causa de sus males, que terminarán imponiéndose.

No es posible transformar nada, si no cambiamos los hábitos que nos determinan el obrar y el pensar. Cualquiera que hay tenido contacto con una institución habrá comprobado que el principal obstáculo para cambiar sus modos de actuación es el “esto siempre se ha hecho así” de los encargados de hacer las cosas; que es trasunto de lo que en otros ámbitos nos encontramos: “siempre ha habido ricos y pobres”, “toda la vida los maridos han pegado a sus mujeres”, “todo está inventado”, etc. Y para cambiar los hábitos no bastan ni una norma que lo diga, ni un discurso que lo defienda. Sólo vale hacerlo. 

Cambiar los hábitos

Esa es la razón por la que me decidí a participar en Tú Cuentas Radio. Este proyecto se sustenta únicamente en la decisión de personas que se han aventurado a hacer cosas por sí mismas y en colaboración con otras, para dejar de ser simplemente espectadoras. Hacer programas de radio, escribir artículos, o reportajes, y no esperar que la información, la opinión o el entretenimiento nos sean dados, sino que son elaborados por todas las personas que quieran participar.

Tú Cuentas RadioEso supone el inicio de un nuevo hábito, en una pequeña área de la vida de cada uno, pero importante para quienes damos el paso. Crearse el hábito de participar y de actuar según criterios propios, aunque ahora pueda no tener una gran trascendencia, supone crearse la necesidad de hacerlo en otros ámbitos de la vida, en los que sí puede ser trascendente esta decisión. Acostumbrarse a decidir sobre cómo hacer un programa, qué decir públicamente, con quién hablar, es un primer paso, que ojalá nos lleve a querer también decidir el cómo, el qué, el cuándo, el por qué, cuando las materias en cuestión tengan una mayor repercusión personal y social.

Mi razón personal en Tú Cuentas Radio

Para eso me incorporé yo a Tú Cuentas Radio. Es mi razón personal para estar aquí, que no pretendo que nadie comparta, pero que da sentido a mi participación, de modo que si alguna vez se convierte en algo que no pueda ser instrumento posible para aquello que a mí me importa, habrá llegado el momento de dejarlo.

Las razones que otras personas puedan tener para participar, siempre que no sean incompatibles con esas motivaciones y objetivos generales de los que hablábamos más arriba, pueden ser muy diferentes de esta mía, pero no importa si no nos impiden a cada uno seguir adelante con nuestros propósitos y darle satisfacción a nuestros deseos, que es, en definitiva, lo importante.

Tú Cuentas RadioDijo Spinoza, hace mucho tiempo, que no deseamos lo que consideramos bueno, sino que consideramos bueno lo que deseamos, porque esa búsqueda de la satisfacción de los deseos es lo más importante en nuestras vidas. Por eso nada es posible sin tener en cuenta los deseos de las personas, o sin cambiar esos deseos. Si Tú Cuentas Radio sirve para crear en algunas personas el deseo de participar, de decidir, de ser libres, de colaborar con otros, de mejorar el entorno en el que viven,…, se irán cumpliendo mis deseos, y consideraré buena a Tú Cuentas Radio.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here