Problemas de transporte en Valdemoro: Cuando el transporte público es para otros

Otro amanecer en una ciudad al sur de la metrópoli. Empieza el movimiento antes del alba. Una ciudad que no hace mucho fue un pueblo y que hoy ronda los 73000hab. Una de las veinte más grandes de la tercera comunidad autónoma con más población. Sus habitantes, en su gran mayoría de clase trabajadora (aunque muchos no lo sepan), se preparan para ese nuevo día. Tratan de llegar a todas partes a la vez, a toda prisa y sin las infraestructuras adecuadas. El cóctel para el atasco, las esperas, las prisas por llegar al tren y los enfados. Son los problemas de transporte en Valdemoro, dónde un puñado de encausados vivieron a todo tren hace años y por los que hoy la mayoría sufre las carencias impuestas por la deuda.

Si nos fijamos en los que quedan en la ciudad, vemos mayoría de madres, algunos padres y abuelos que llevan a los niños al colegio. Muchos coches, mucha doble fila, mucho aparcamiento en aceras. Algunos lo consideran normal, cuando gran parte de ellos deben salir luego a toda prisa hacia la metrópoli, Madrid. Curiosa normalidad, impedir el paso del autobus habiendo sitio más adelante en muchos casos.

Si miramos a los que van directos hacia Madrid, los hay que yendo en coche intentan librarse del atasco. Algo solo posible antes de las 6:45h. Otros lo intentan en autobus interurbano, con parecida suerte y, por último, los que quieren hacerlo en tren.

Transporte en Valdemoro

El tren, ese “animal militlógico, que simbolizaba la fuga, la huida, la vida, la libertad..”, como canta Sabina. Y también a ellos les llega a menudo la frustración. Puesto que en Valdemoro la frecuencia de trenes es “razonable” durante una o dos horas en la mañana, convirtiéndose en desesperante el resto del día y los fines de semana. Mientras que la frecuencia de averías es creciente, dejando tirados a muchos pasajeros o haciéndoles perder el enlace con los también poco frecuentes autobuses urbanos.

La razón argüida para que esta línea, la C3, no tenga una frecuencia similar a, por ejemplo, la C4 que va a Parla, es que la vía debe dar paso también a trenes de largo recorrido y a mercancías. Sin embargo, habiendo muchos puntos poco claros en esta teoría, en cualquier caso, la solución pasaría por desdoblar la vía. Algo que lleva iniciado e inacabado alrededor de una década, con excusas como que el AVE, lo impide.

¿Por qué falta interés por el tren y el transporte en Valdemoro?

Porque viajar en transporte público, es para otros. No es para ti, político que te llenaste los bolsillos con trazados de AVE. Ni para ti, constructor que llevaste al sur nuevos colonos mientras te forrabas vendiendo viviendas y manejando dinero B. Ni tampoco para los que no creen en el transporte público, que solo es para quien no tiene coche…

A esas clases dirigentes y sus lobies, a esos “señoritos” responsables, que sólo usan transporte “con más clase”….diríasele, “Viaje con nosotros”, señor ministro presente, pasado y futuro. Sufra las cancelaciones de trenes. Desespérese en el atasco. Pierda el autobús que no pasa cuando debe o que no llega cuando se quiere. Viaje con la nueva categoría de ciudadanos que no se creen trabajadores, porque eso no tiene categoría… y vea cómo se le va el tiempo, el dinero…la vida y la libertad.

Pero no lo hará. No solo porque no quiere saber nada de ellos sino porque, además, ellos no quieren en realidad solucionarlo. No se manifestarán ni protestarán con energía como harían otras poblaciones más inconformistas. Ellos son mansos, señor ministro…hasta que dejen de serlo.

 

5 Comentarios

  1. Es verdad todo lo que dices. Yo he puesto reclamaciones y transporte ni se ha dignado a contestar, todas las mañanas es lo mismo. Deberían viajar ellos en el tren, y así comprobarán la frustración matinal diaria.

  2. […] El diseño y funcionamiento del cercanías responde a esto. Se trata de un transporte lineal que simplemente trata de llevar a la clase trabajadora de sus ciudades muertas de la periferia a los centros de trabajo en la capital. Ida y vuelta, cada mañana.  En el caso de Valdemoro, el transporte urbano cumple exactamente la misma función: recoger a la gente de sus casa y embutirlas en un tren corto de cercanías, y viceversa. Es lógico que el servicio sea deficiente cuando este no responde a los intereses de quien lo usa y lo trabaja. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here