MUJER ENDEMONIADAMENTE FEMINISTA

No quiero dirigirme al obispo de San Sebastián cuando habla de las feministas, porque lo veo una estupidez gastar mí tiempo en ello, aunque diga que llevamos el demonio dentro, no lo veo importante, porque al fin y al cabo hablamos de la iglesia, al fin y al cabo esta institución sigue anclada en la Edad Media.

Feministas

Ella, con sus manifestaciones y acciones, solo basta recordar las últimas noticias que hablaba de las “Monjas Pizza”, mujeres sometidas a una vida de servidumbre al clero masculino, yo diría que esclavizadas por el aserto de que la iglesia es machista por definición.
Yo prefiero dirigirme a ti, que eres mujer, que no consideras importante ser feminista, que no lo ves necesario, que tampoco estamos tan mal, que solo hay que ver cómo están en otros países, que ni me había enterado de que mañana hay una huelga, ¿huelga para qué?, ¿es que en algún sitio de la nómina se le pone al hombre un complemento de masculinidad y es por eso que hay brecha salarial?, no existe la brecha, yo cobro lo mismo que mi compañero y me trata genial, me abre la puerta cuando salgo y me mira el culo si me levanto, gesto que a mí me gusta, me hace parecer femenina.
Quiero hacerte entender que tú eres muy importante para que la igualdad entre hombres y mujeres llegue antes de 100 años, como dice este artículo, que no lo dice ni el artículo ni yo, lo dice el Foro Económico Mundial, 100 años para que se tenga un acceso a la política, educación, salud e igualdad económica y laboral en igualdad de oportunidades como tienen los hombres.
Te necesitamos para que tu hija o tu sobrina o cualquier mujer cerca de ti más joven, pueda presentarse a una entrevista de trabajo y no la rechacen porque responda que sí quiere tener hijos en un futuro. Para que cuando tenga esos hijos pueda disponer de una conciliación familiar adecuada, digna, real, para que pueda acceder a cualquier entrevista de cualquier tipo de trabajo, donde no exista la desigualdad de género en el mercado laboral, para que si quiere pedir jornada reducida por cuidado de familiares, no disponga en un futuro de reducción también en la pensión, para que entiendas que si paramos nosotras, se para el mundo, para que entiendas que tu trabajo es tan importante que si paras, se notará.
No pienses que te estoy convenciendo para que finalmente tengas más poder sobre los hombres, solo quiero que lo tengas sobre ti misma, tanto que no necesites de nada ni nadie para salir a la calle, a cualquier hora del día, con total libertad, porque no te quiero ni sumisa, ni devota, te quiero linda, libre y loca.

Feministas

Ojalá pudieras escucharme, nos sentaríamos a hablar, tranquilamente, de mujer a mujer, me contarías tu vida, yo te contaría la mía, de cómo se vive en un mundo de hombres, porque hay muchos mundos de hombres, muy pocos de mujeres y seguro que en alguno de ellos te has encontrado alguna vez. Me gustaría decirte al final que eres feminista, siempre lo has sido realmente, porque querrás que tu hija tenga las mismas oportunidades y derechos que tu hijo, simplemente por eso ya eres feminista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here